WWE gets stinged.

28 02 2011

Primero que nada, quiero poneros en situación. Veamos la promo que WWE comenzó a emitir justo después de Royal Rumble; esa misma, la que trajo tanta polémica consigo.

http://www.youtube.com/watch?v=s0i02Ur2PvQ

En realidad, esta es la tercera promo, pero igualmente sirve.

Enseguida se corrió la voz, y surgieron los primeros rumores: ¿sería Sting el protagonista de la promo? ¿Tal vez Taker y Sting? ¿O sólo Taker? En este caso… ¡qué manera tan cruel de vendernos humo, decirnos que es Sting para luego…! Eh, eh, eh, eh. Quietos. En ningún momento WWE nos ha hecho entrever que fuera Sting.

Una capa de desconocido dueño, una casa lúgubre, un paisaje tormentoso y oscuro… y la figura de un hombre con sombrero. ¿Acaso no lo dejó claro WWE desde la segunda promo? No obstante, muchos de los fans, entre los cuales me incluyo, deseábamos tanto ver a Sting en WWE que cometimos la osadía de negar lo evidente: Sting no iba a debutar en WWE para perder en WM y WWE no iba a permitir que alguien que sentía cierto recelo por la empresa desde que comprara wCw en su día se cargara la legendaria racha del Deadman.

Es que estaba TNA TAN claro.

Entretanto, los señores de TNA decidieron aprovecharse de la situación eliminando a Sting del roster en la web de dicha empresa(tnawrestling.com), lo cual aumentaría, indudablemente, la expectación de los aficionados. ¿Qué se les ocurrió? Tratar de captar la enorme atención que había sembrado WWE y sacar un buen beneficio de ello.

Fue entonces, tras desvelarse que la promo misteriosa de WWE iba dirigida a Triple H y, efectivamente, a Undertaker, cuando TNA decidió sacar a la luz esto que viene a continuación:

http://www.youtube.com/watch?v=fI9fYaqN5EE

Una mofa. Nada más y nada menos.

Por supuesto, en este caso sí que se trata de Sting… pero vayamos a lo que yo quiero decir con todo esto: ¿Es realmente necesario que TNA esté tan sumamente atenta a todos y cada uno de los movimientos que hace WWE? Desde luego que no. Es más, como muchos sabréis, esto es severamente perjudicial para la empresa de Dixie Carter.

TNA NO tiene que copiar a WWE. NO tiene que ser otra WWE. Los fans NO tendrían por qué elegir qué WWE ven y qué WWE no ven. TNA tiene que ser una alternativa al producto que ofrece Vince McMahon, no una copia que trata de superar al original. De hecho, no hace falta ser un entendido en estos temas para darse cuenta de que TNA está a años luz de superar a WWE en lo que a cuotas de share se refiere.

TNA tendría que encontrar una manera inteligente de ofrecer un producto que haga a los aficionados decidir si se decantan por WWE o por la novedosa alternativa de la empresa de Orlando. Aunque, bueno, si lo pensamos bien, tal vez no es necesario que se pongan a pensar mucho, porque TNA podría ofrecer un programa de Wrestling NR14 (que, de hecho; lo hace, vaya.. qué cosas, ¿no?), repleto de guiños a la vieja escuela, sin olvidar nunca la innovación… es decir; buscar un equilibrio perfecto entre lo que los fans buscan y entre lo que la empresa quiere ofrecer como alternativa innovadora; y en el que predomine la lucha sobre las promos. En WWE suelen predominar las promos sobre la lucha. Pues en TNA, que predominen las luchas sobre las promos. Suena lógico, ¿verdad?

Primero que nada: Hogan, Bischoff y Russo podrían dedicarse a asesorar y a supervisar, por no decir que tendrían que abandonar la empresa; aunque si lo pensamos con más detenimiento, una ayudita de ciertas personas que en su día supieron hacer evolucionar al wrestling americano nunca vendría mal, desde luego. Mientras tanto, un grupo de jóvenes y ambiciosos creativos con innovadoras (ha salido mucho esta palabra, ¿verdad?, ¿por qué será…?) propuestas, podría poner en marcha la maquinaria y ofrecer al público este dichoso producto nuevo. En el caso de que este no atrayera mucho público, podrían surgir muchas más ideas de los mismos creativos o de otros que fueran contratados con el fin de quedarse con los que mayor rendimiento sepan sacar a su materia gris.

En definitiva, lo que quiero decir es que TNA se está anclando demasiado en el pasado. Y eso no es lo peor, sino que para mirar al presente y al futuro, necesitan “mirar al norte”, ver lo que hace su “rival” para poder ofrecer algo a los aficionados. Eso no puede ni debe seguir así. No pueden competir contra un rival que está a años luz ofreciendo algo que dicho rival también ofrece y en mayor cantidad y calidad, porque se topan con un círculo vicioso del cual no existe manera humana de salir.

Sí, el 3 de Marzo vuelve Sting. Ajá. ¿Y? No es nada nuevo. Subirán los ratings. Un día. ¿Y qué? ¿Qué hay del resto de shows? Seguirán ofreciendo lo mismo, solo que con Sting. Exactamente como hace unos meses, no ha cambiado nada. Llegará el día en que la gente se limite a ver los spoilers y pase de sintonizar Spike TV a este paso… ¿acaso a nadie de la empresa se le ha ocurrido tomar la iniciativa emitiendo en directo iMPACT cada jueves? Por lo menos la gente sintonizaría sin saber con qué se va a encontrar… no sé, yo por lo menos, veo esto más lógico. La magia del directo es la magia del directo. Pero claro, si haces el programa en directo los lunes, compitiendo con Raw… el resultado es evidente.

Sin embargo, TNA supera en audiencia a WWE Superstars. ¿Por qué no empezar a emitir en directo los jueves? O los miércoles, ¿por qué no?

En definitiva: TNA necesita un completo cambio de cara. Abrirse paso ofeciendo un espectáculo que ninguna otra federación de wrestling o sports entertainment sepa ofrecer. Ser únicos, no una copia barata.

Sinceramente, conservo la fe, espero que TNA abra los ojos y se convierta en el rival que WWE tanto necesita hoy en día. Que ambas empresas se vean algún día obligadas a poner toda la carne en el asador para llevarse la audiencia cada lunes. ¿Demasiado bonito para ser verdad? Tal vez lo único que haga falta sea que los aficionados presionemos un poquito más…

Quién sabe. Tal vez seamos nosotros quienes tengamos que dar el pequeño empujoncito necesario para que vuelvan las Monday Night Wars.

Anuncios




Opinión general: WWE y TNA

6 04 2010

¡Hola de nuevo a todos! Quisiera pediros disculpas por el considerable parón en las actualizaciones que, espero, se dé por finalizado completamente a partir del día de hoy. Salidas en vacaciones, algún que otro asuntillo personal, la interferencia de alguno de los inconvenientes de no haberme independizado todavía… cosas así. Por culpa de esto he tenido que dejarme unas cuantas cosillas en el tintero, entre ellas la crítica general de NXT y la previa, así como la crítica general, de ese gran show que fue WrestleMania XXVI.

Supongo que, a estas alturas, todos los que sigáis el blog conoceréis los resultados de WrestleMania, no obstante, si no queréis que os azote con un buen spoiler, no sigáis leyendo.

Wrestlemania fue un gran show. Bastante mejor que sus predecesores en cuanto a cartel y, seguramente, a la hora de evaluar la calidad de los combates. Seguramente, la mayor y más agradable de las sorpresas de la noche fue la apoteosis del Money in the Bank. Todo el mundo contaba con que Christian sería, indudablemente, quien se llevara el maletín. Pocas horas antes del show, se comenzó a especular que, en verdad, el gran favorito para llevarse el preciado contrato esa noche era Drew McIntyre. Cuando al día siguiente, y sin haber consultado los resultados anteriormente, me descargué WrestleMania y vi a Jack Swagger  descolgar el maletín, me llevé una de las sorpresas más gratas que la WWE me ha podido otorgar. Siempre había visto a Jacko capaz de llevarse un combate de este nivel, pero no ahora mismo, viendola posición que ostentaba en Raw, donde no pudo hacerse siquiera con un título menor y era considerado un “comediante”. No me voy a quejar; de todos los participantes era quien más ilusión me hacía ver ganar y de los que menos esperaba ver llevarse el gato al agua.

El HBK vs Taker… sólo tendría una palabra para calificarlo. ÉPICO. Ambos luchadores supieron llevar la tensión y el dramatismo del encuentro hasta el último segundo y les salió una auténtica obra de arte. Se propusieron hacer un combate mejor que el del año pasado, y lo consiguieron con creces. Pocos luchadores son capaces de proponerse esto y llevarlo a cabo, lo cual demuestra, digan lo que digan, que estos dos son de los mejores luchadores que han pisado un ring. No lo negaré, tengo ganas de puntuar este combate: 9’8.

Otro de los combates que me sorprendieron gratamente fue el John Cena vs Batista. Sí, sí, habéis leído bien. Estos dos están tachados de ser unos bultos sin técnica que sobran por completo en WWE, pero yo no estoy tan seguro de ello, y no solamente por el hecho de que sean los que más venden. Me gustaría hablar largo y tendido sobre este asunto, porque me parece que el error más grave que cometemos con respecto a la WWE es que confundimos esta empresa con cualquier otra empresa de Wrestling o ProWrestling, cuando en verdad estamos ante una  hoy en día pionera que se dedica única y exclusivamente a emitir Sports Entertainment. Transmitir, dejar en vilo al público, dejar a los espectadores expectantes ante un final incierto… eso consiguieron hacer Cena y Batista, mostrando además una serie de habilidades que yo no sabía que poseían. Un buen ejemplo sería el momento en el que una Batista Bomb se convierte en un Attitude Adjustment o, por ejemplo también, cuando Batista agarra la cabeza de Cena estando éste sentado y, dando un salto seguido de una voltereta en el aire, ejecuta un backbreaker al más puro estilo High Flyer.

Con este combate estos dos se han ganado mi respeto como luchadores, y admito que a partir de ahora los veré con otros ojos. Y es que el carisma es un aspecto importante a la hora de triunfar en WWE, pero no lo es todo, y Batista y Cena nos dieron una buena lección en cuanto a esto el pasado domingo. Esto no es Wrestling indie, no es ProWrestling estilo TNA, un buen combate no es necesariamente uno cargado de spots, objetos, mesas en llamas y sangre; un buen combate a la vieja usanza es uno que transmite, que te corta el aliento cuando un luchador actúa de una manera inesperada o cuando se lleva la victoria contra todo pronóstico. Eso es lo que ofrece WWE, eso es lo que, supuestamente, demandamos cuando consumimos la WWE. Hay muchos tipos de combate, lo que quiero decir es que no deberíamos achacarnos a la idea de que un buen combate es sólo uno cargado de spots de luchadores lanzándose desde una escalera, de toda la vida el wrestling ha sido lucha a ras de lona y no ha pasado nada, ni la gente ha empezado a criticar a los luchadores porque no saltan, sino más bien lo contrario. De hecho, el Wrestling es hoy en día un espectáculo que, después de muchísimos años, sigue en auge, y no parece que esto vaya a variar ni un ápice.

Desviándonos un poco del tema que acabo de abrir y que dejo inconcluso para prorrogarlo, seguramente, en otra entrada que haga próximamente, voy a destacar algunos de los aspectos de este WM que no me gustaron demasiado. El Sheamus vs HHH no fue un mal combate, pero sí que me supo a muy poco. Una storyline muy poco trabajada no puede desembocar en un combate tan emocionante como por ejemplo pudo ser el Taker vs HBK, o en menor medida el Rey vs Punk, que tampoco fue nada del otro mundo, ni el combate ni la storyline que nos llevó a él, aunque es todo un acierto que sigan esta rivalidad una vez transcurrida WrestleMania.

Sheamus demostró maneras y se defendió bien ante un rival de la talla de HHH, lo cual no quita que todavía es un luchador inexperto que debería contar con una época de ascenso a la gloria, tal y como está sucediendo ahora mismo con Jack Swagger. Me gustaría ver al irlandés en feudos menores una vez acabe su “rifi-rafe” con Hunter.

Del combate de divas… mejor ni hablar. Bonito el detalle de Vickie hacia su difunto marido al INTENTAR una frog splash, y, ciertamente, lo único destacable.

Y bueno, tras el show de shows, llegamos a los Raw post-WrestleMania. Estas ediciones del show rojo han destrozado a TNA, haciendo que sus índices de audiencia bajen del 0’5 de Share. Buen movimiento por parte de la compañía mover Impact! para que se emita justo una hora antes que Raw; veamos qué tal le va hoy mismo a la empresa de Dixie Carter. Empresa de la cual, por cierto, ha dejado de formar parte Christopher Daniels; de modo que ya tenemos la primera víctima de la era Hogan (los Nasty Boys y Val Venis no cuentan).

Todo apunta a que volverá a adoptar su gimmick de ángel caído en ROH, empresa en la cual ya usara dicho gimmick en una etapa anterior de su carrera. Lo cierto es que me gustaría ver a este hombre hacer grandes cosas y, por qué no, fichar por WWE.

Nada más, a partir de mañana se sabrá mejor qué rumbo piensan tomar Raw y TNA a partir de ahora, de modo que actualizaré con algo, y no me olvido de la entrada que tengo pendiente acerca de NXT y mis Rookies favoritos. Esto es todo por hoy, ¡un saludo!





Previa TNA Impact! 15/3/2010

16 03 2010

Que yo sepa hay sólo dos combates anunciados, el tag team match entre Pope&Angle vs Wolfe&Anderson y el esperadísimo AJ Styles vs Jeff Hardy.

Vayamos por partes, pues.

El combate tag team promete calidad pura y dura. Si saben bookear bien este combate y llevarlo a cabo correctamente puede salir un match notable. El punto flojo del mismo tal vez sea Mr. Anderson, ya que lo veo flojo últimamente, pero aún así no creo que vaya a ser un aspecto determinante a la hora de sacar una valoración global. Espero buenos resultados de este encuentro.

Sin embargo, para mí, la gran decepción va a ser el Styles vs Hardy, y sí; uno de los peores combates de la velada.

Me explico, pensemos en la situación de Hardy. No es un buen momento para él y, que yo sepa, viene después de bastantes meses de sequía luchística, ya que ni siquiera ha podido participar en circuitos independientes, cosa que Anderson sí y mira, aún así se le nota.

Creo que la situación de los últimos meses habrá hecho mella en el Xtreme Enigma y que, sumándose al su bajón de forma, va a tener la cabeza en la vista que va a tener en el juzgado en pocos días, de modo que espero ver a un Jeff Hardy torpe y haciendo sombra a Styles, más que otra cosa. No penséis los que no me conozcáis que odio a Jeff y que por eso digo esto; porque no. De hecho, Jeff es uno de mis favoritos desde que empecé a Wrestling, de modo que soy el primero al que le fastidiaría darse cuenta de que lo que acabo de decir acaba siendo cierto. Espero equivocarme en esta última crónica y que el Styles vs Hardy sea un combatazo, pero lo dicho: yo me espero una buena decepción.

Nada más por mi parte, a ver cómo le va a TNA esta semana en lo que a audiencia se refiere. Supongo que, con el Styles vs Hardy, la veremos incrementarse un poco, aunque recordemos que Raw a su vez nos trae 3 WM Rematches y la reaparición de Austin. Los resultados y la comparación de audiencias, aquí mismico mañana. 🙂





TNA Impact! 8/3/2010

12 03 2010

Este Impact marcaba el inicio de una nueva época para la compañía. Iban a competir contra la colosa WWE con un programa en directo. Después de los resultados de audiencia del pasado 4 de Enero, TNA pensó que sería buena idea echarle huevos al asunto y pasar a competir contra su archirrival en el mundillo del ProWrestling, la poderosa WWE de Vince McMahon. Estaba muy claro desde el principio que TNA no iba a ganar a WWE, y que es posible que no lo haga nunca, pero en mi opinión lo que buscaban era tratar de equilibrar la balanza y llevarse a unos cuantos espectadores de Raw gracias a las “sorpresas” que iba a acaparar el show de la empresa de Dixie Carter, y así demostrar que plantarle cara a Vince McMahon no iba a resultar un acto tan osado. Aparentemente, un cartel fuertemente atractivo, con el regreso al ring de Hulk Hogan tras más de 10 años sin participar en un combate televisado, formando a su vez equipo con un veterano de TNA (y vil plagio del gimmick de Mankind, aunque eso prácticamente ya lo sabemos todos), Abyss; para enfrentar a otro que volvía al ring (para retirarse de nuevo dentro de unos pocos meses, ya veréis… y justo después, casarse con otra), el legendario Ric Flair, quien hacía pareja con su nuevo pupilo, quien para mí es el luchador más completo del mundo, AJ Styles. Debo decir que al principio me resultaba atractivo el hecho de que Styles fuera nombrado por el mismo Ric Flair como el nuevo Nature Boy, pero cuando le vi con esa bata de plumas de plástico… enseguida me di cuenta de la dignidad de Styles puede acabar por los suelos, y que prefiero mil veces antes al Styles de épocas pasadas.

Ah y por cierto, la historia esta rara acerca del anillo del HoF que Hogan entrega a Abyss y que sorprendentemente le da a este último toda una serie de poderes sobrehumanos… me parece francamente ridícula.

Empezamos bien, tras ver a unos cuantos fans sacando la lengua y haciéndonos pensar que el estadio es un receptáculo de espíritus malignos deseando poseer a esos débiles humanos que se arrejuntan en muchedumbre, vemos salir a Hogan tocando una guitarra invisible y a Abyss enseñando el anillo como si de verdad tuviera poderes y soltando extraños chillidos. Algo que me ha llamado poderosamente la atención es que ambos han hecho el gestito de los dedos de la fusión de Dragon Ball Z…  Pero bueno, voy a tratar de saltarme detalles de este tipo o no acabaré nunca.

Total, que Hogan provoca a Flair y Styles y los dos señoritos se presentan en plan chulesco y con sus batas, que tanto les favorecen y estilizan.

Si he de considerar esto un segmento, lo calificaré como tal.  *  Calificación: 3’4/10

 

El combate empieza y nos deja un buen enfrentamiento entre AJ y Abyss, aunque no pasa mucho tiempo hasta que Styles decide dar el relevo a Flair. Definitivamente, este hombre no está ya para estos trotes… sí que puedo apreciar un claro bajón de forma, sus movimientos son más pasivos que de costumbre, incluyendo tambien sus famosos chops en los esquineros, que a veces, más que golpes, parecen caricias. Abyss es atacado ilegalmente por los dos heels, de modo que el combate acaba por DQ y se monta un todos contra todos en el cual Hogan nos deja una de sus perlitas, una forma de vender una Enzuigiri de Styles realmente nefasta.

Por fin algo bueno, Sting reaparece después de estar un buen tiempo en paradero desconocido, empuñando un bate negro. Cuando parece que iba a ayudar a los buenos, empieza a repartir palos entre Hogan y Abyss, lo cual, evidentemente, desemboca en un más que inesperado turn heel por parte de “The Icon”. Todo sea dicho, este turn heel estaba pensado en un principio para Hogan, pero ya se sabe… TNA con Hoygan y Bischoff consiste en ir improvisando sobre la marcha. Hogan anuncia que el combate se volverá a repetir en el Main Event. 

En backstage, cabreo monumental de Sting, que la paga con Dixie cuando ésta le recrimina su actitud y extraña promo de Flair y Styles.

*  Calificación del “combate”: 2’3/10   *  Calificación del segmento: 6’1 por el turn heel de Sting

 

Pasamos a un segmento en el que vemos a Kaz manifestando que quiere el campeonato de la X Divission e insinuando que lo conseguirá en Destination X, hecho que le recrimina Christopher Daniels, quien dice que no, que lo ganará él; luego aparece el campeón, Doug Williams, diciendo que retendrá, etc etc etc. Algo que he de destacar de aquí es el tristísimo “AntiPush” de Daniels, quien después de estar luchando por el título mundial en el Main Event y luciéndose en él bastante bien, ha sido desechado por Hogan y Bischoff. Si así pretenden subir la audiencia, mal van.

Y, hablando del rey de Roma, por la puerta asoma. Bischoff sale a escena y decreta una triple amenaza por el título de Williams entre Kaz, Daniels y el mismo Doug. Vemos un combate típico de la División X, buenísimos spots, llaves espectaculares… una maravilla. Retiene Doug, quien defenderá el título en Destination X ante la segunda sorpresa de la noche, el ex-WWE Shannon Moore.

*  Calificación del combate + Spot de Shannon: 7’7

Algo acertado por parte de TNA sería considerar a Shannon un luchador con cierta relevancia en la empresa, ya que este luchador puede llegar a resultar realmente carismático.

El siguiente combate decidirá a las nuevas campeonas del campeonato Knockout por parejas, el cual está vacante tras el abandono por parte de Awesome Kong de la empresa. Personalmente, me encanta el estilo de la ya excompañera de equipo de Kong, Hamada. Es calidad pura y dura.

El combate en cuestión es una triple amenaza por equipos entre Taylor Wilde&Sarita, las Beautiful People (Velvet Sky&Madison Rayne) (cada vez que veo su entrada hiperventilo, todo sea dicho) y Tara&Angelina Love, la exBP. Esta última con un nuevo look que le favorece bastante, la verdad. 

Gran combate, fenomenal actuación de todas las Knockout. He de añadir que, a pesar de que admito que soy proWWE, resulta evidente que si metes a varias de las divas de la WWE en un combate de estos, te arman una auténtica masacre.  Este es uno de los combates que ejemplifican el hecho de que la división de mujeres de TNA está a años luz de la de WWE.

Al final, interrupción de Daffney, una tía que me da mucho miedito, y victoria para las Beautiful People, que se convierten en las nuevas campeonas.

*  Calificación del combate: 6’8

 

Buen segmento de D’angelo Dinero (Elijah Burke en WWE. Uno de los mayores errores de esta empresa fue el de liberar a este grandísimo luchador sin darle siquiera una oportunidad. Tiene gracia, porque Vince le presentó como futuro campeón de los pesos pesados, al igual que a McIntyre.) y Desmond Wolfe (Nigel McGuiness en ROH). De aquí podría salir una rivalidad la mar de interesante.

*  Calificación del segmento: 6

 

Aparece Sting dispuesto a enfrentarse a la 3ª sorpresa de la noche, ¡que resulta ser nada más y nada menos que el gran RVD! Parece que vamos a tener un emocionantísimo combate, pero a los pocos segundos se nos dibuja un W-T-F!!?? colosal en la cara. El combate apenas dura unos segundos y, a costa de dar un golpe durísimo a Sting, RVD se presenta en TNA para consagrarse no con un grandísimo debut que conlleve un grandísimo combate, sino con una extraña victoria de diez y algo segundos y dejándose ver como el mito que fue en WWE, y no como el mito que pretende ser en TNA, no sé si me explico…

Total, que me parece que han desprestigiado y, a la par, fastidiado el que podría haber sido el mejor segmento de la noche. Muy bien, Hogan, el protagonismo todo para ti solito, claro que sí, como tiene que ser, ¿no?. Cosas así se veían venir desde el principio…

* Calificación del combate: 1/10

Sting apaliza a RVD con el bate y aparece… oh, ¡HOGAN! a hacer el salve, dejando más que claro quién va a ser el centro del universo de TNA a partir de ahora. Sting se vuelve loco y comienza a aporrear a los empleados de seguridad, hasta que alcanza a Hogan y le da lo suyo también.

* Calificación del segmento: 4/10

 

Segmento entre Nash&Young y Scott Hall&Sean Waltman que me importa más bien poco. Estos dos últimos andan sin contrato y luchan contra Nash&Young con el fin de conseguir uno. Piledriver un poquito chuchurrío por parte de Young a Waltman y victoria para el Big Sexy y Eric, por lo que Hall y X-Pac se quedan sin contrato. Combate de calidad un poco pobre. Si es que… pesan más los años que los mismos daños, y si dejas de cuidarte(Hall&Waltman), pues peor todavía.

*  Calificación del combate: 3’8

 

Segmento un tanto patriótico por parte de Kurt Angle, quien acaba siendo atacado por Mr. Ken… digoo, Anderson. Puntúo este segmento con un 5’7, ya que se ve lo justo, un odio mutuo por parte de los luchadores implicados y una gran actuación de ambos, lo que sube un poco la nota con respecto al aprobado.

Volvemos a ver a Hogan en backstage, siendo entrevistado… pasamos de él. Encima aparece también Bubba, the Love Sponge, el de “Fuck Haiti”, pues con más motivo me salto esta parte… anda y que les den.

Interesante el combate anunciado para Destination X, Abyss vs Styles. Abyss está en medio de un gran push y no sería de extrañar, viendo cómo están en plena rivalidad, que el monstruo ganara a The Phenomenal One para convertirse en el nuevo campeón de TNA. Interesante combate, sí señor.

Nueva humillación para Jeff Jarrett,( recordemos, FUNDADOR DE TNA) esta vez tanto en backstage siendo atacado por los Beer Money como en el ring, en un handicap match contra estos mismos señores. Al final, Mick Foley sale a hacer el salve. Sinceramente, no veo sentido a este segmento, ni a la constante humillación de Jarrett, ni sé si esto va a llegar a algún lado. No sé si es sólo storyline o que Hogan&Bischoff no lo quieren y no saben cómo deshacerse de Jeff, quien sigue afferrado a TNA como un niño a un caramelo. En todo caso, no me gusta para nada lo que veo.

* Calificación del combate/segmento: 2’8

 

Volvemos a saltarnos a Hogan y a Abyss en backstage.

Y por fin llegamos al Main Event, el que SUPUESTAMENTE debería ser el mejor combate de la velada. Pero no, resulta ser el peor. Ni el cansancio ni los años perdonan. Styles rebosando calidad y, por tanto, fuera de lugar; Flair acariciando a Hogan con el antebrazo, Hogan acariciando a Flair con el puño cerrado y, al final del combate, una doble big boot por parte de los buenos. Fantásticamente ejecutada la de Abyss sobre Styles, penosamente ejecutada la de Hogan sobre Flair. Al final del combate, bonito Black Hole Slam por parte de Abyss sobre Styles y cuenta de 3 ejecutada. Victoria para los buenos.

*  Calificación del combate: 2’7 (Lo poco que hicieron Styles y Abyss, lo hicieron genial, pero Hogan y Flair, sobre todo el Hulkster, estropearon el combate. Impresionante el bajón de forma de Flair, por cierto.)

 

Una vez concluído el combate, aparece Wolfe con una silla y ataca a los buenos, entonces aparece Dinero para frenar a Wolfe. Total, que se monta la de Dios hasta que llega la última sorpresa de la noche y, seguramente, la más esperada, junto a la de RVD… ¡Jeff Hardy! Vemos como Jeffro sube al esquinero, dispuesto a ejecutar la Swanton sobre Styles, algo que no vemos desde el 2004, ¡va a saltaaaaar!

……………..y nos cortan la señal.

Pésimo error de la realización.

Una apoteosis perfecta, que define claramente lo que ha sido todo este episodio de TNA. Una enorme bullshit. Y aún habrá gente a la que le resulte extraño que este episodio de TNA Impact! haya obtenido un 1’0% enfrentándose a Raw. Lo que me extraña a mí es que el Share no haya sido menor.

Lo dicho, un Impact! paupérrimo, denotando a la perfección que esta empresa ahora gira en torno a Hulk Hogan, que ya no confía tanto en la calidad luchística y que trata de centrarse en unas storylines MUY pobres. Desde luego, a este paso, Impact! no conseguirá ni hacer sombra a los datos de audiencia de Raw. De lo poco que se salva, el combate de Knockouts y la triple amenaza por el X Divission Championship.

*  Calificación del show: 3’5